Los orígenes de la cashmere

Sin comentarios noviembre 4, 2019

El cashmere es un tipo de lana muy especial. Destaca por su alta calidad y su escasez, lo que hace que tenga un alto coste en el mercado. Sin embargo, esto no detiene a la gente que busca productos de calidad, que les garanticen una larga duración. Adentrémonos en sus orígenes, en la manera de producirlo y en otras peculiaridades con respecto a su lugar de origen y descubrimiento.

origen cashmere

⸺ El origen de la cachemira ⸺

Cachemira es una región de la India, lugar donde se dio a conocer este tipo de lana. Si ahondamos en sus orígenes debemos atender a los paisajes montañosos del Tibet, en China, además de a la región de Xinjiang.

La cabra de cachemira se mueve por estos parajes que llegan a alcanzar temperaturas bajo cero. Al escasear esta raza de cabra, escasea también su lana, haciendo que sus precios se disparen en el mercado internacional. No obstante, su valor verdadero radica en su suavidad, en la sensación sedosa que produce y en su ligereza, además de ser un perfecto aislante del frío.

La lana, también conocida como cashmere, se puede obtener de la primera capa de pelo de la cabra que, por lo general, se mezclará con otras fibras. Igualmente, se extrae de la zona más profunda de su pelaje, siendo este más fino y delicado.

Es, sin duda, un tejido sinónimo de distinción y estatus social, sobre todo, por presentar un coste muy elevado.


¿Qué es el cashmere y por qué se ha convertido en un material tan valorado?


▷ ¿Cómo se produce este tipo de lana?

Destaca por requerir un tratamiento especializado, dado que el roce excesivo puede provocar la aparición del temido frisado, que son esas bolitas típicas del tejido muy usado. Por ello, cuando adquirimos una prenda de este material debemos extremar su protección.

La producción mayoritaria de este material se halla en Asia, especialmente en China y Mongolia. En la India se da un tipo de cachemira ultra fina, denominada pashmina, que al ser rara multiplica su valor en el mercado, sin obviar que es poco producida.

Esta lana se logra girando los hilos y tiñendo la materia prima obtenida de las cabras. Su aplicación se extiende a diferentes prendas, permitiendo bordarse en telas o creando guantes, calcetines, etc.

Cuando se decide usar en telas tiende a rebajar su valor. Por suerte, podemos disponer de abrigos, pijamas, bufandas, chaquetas y de una infinidad de prendas de vestir, donde destacan los diversos colores, característicos de los diseños que hicieron famosa a la cachemira.

De esta forma, encontramos diferentes nombres de este producto. En algunos países se le distingue por ser la tela o estampado de bacteria (o amiba). Este estampado se caracteriza por su forma de gota que tiende a curvarse, asemejándose al riñón. Lo hallamos en pañuelos y corbatas.

La lana de cachemira que se popularizó en la India durante el siglo XIX provenía de los telares que entremezclaban diversos colores, dando lugar al chal.

Cuando este producto llegó a Gran Bretaña se estableció en el pueblo escocés de Paisley, dándose a conocerse con este mismo nombre, aunque se permitió mezclarlo con tela. Quizás por la influencia británica, consiguió expandir su popularidad a otros países occidentales.


El cashmere tiene diversos nombres, en función de los pueblos que lo usan


El término “casimir” ha sido adoptado por otros países para definir este tipo de lana. Realmente no existe una distinción, a pesar de que haya adquirido diversos nombres. Muchas veces, estos dependen de la tradición léxica de los distintos pueblos.

Debemos destacar la responsabilidad que Kasmhere Shawl Atelier tiene con respecto a este material, que produce preservando la dignidad de sus trabajadores, dotándoles de un salario justo y obteniendo la lana de tal forma que los animales no sufran lesión alguna.

En definitiva, la cashmere es una de las lanas más cotizadas del mercado por su gran calidad y suavidad. No dudes en adquirir productos de calidad en nuestra tienda.

 

kashmir-shaw-pashminas-cachemere

 


Sin comentarios